RAZONES PARA AMAR III


Siempre estás poetizando. No me escuchas.
A la noche te voy a poner un examen
de lo que te he contado.
Si apruebas, te hago el práctico.”